Qué es el Masking

Bienvenido a un nuevo artículo sobre psicología, en esta ocasión hablaremos sobre que es el Masking, y que efectos negativos puede tener en las personas.

Qué significa Masking

Vivir en sociedad es fundamental para la salud física y psicológica de las personas, además tiene grandes ventajas. Sin embargo, para encajar o ser aceptados por la sociedad, algunas personas se ven obligadas a cambiar su comportamiento y ajustarlo a lo «normal» o socialmente aceptado.

Muchas personas no experimentan las relaciones y emociones de la misma manera que la mayoría de la población. Algunas sufren de discriminación o son objeto de burla por no comportarse o sentir lo que se podría considerar «normal». Y es por esta razón, que esas personas pueden llegar a sentir que «no encajan», o que nadie les entiende. Es ahí cuando muchas personas optan por la estrategia del masking.

En psicología el término masking significa ponerse una máscara neurotípica, es decir, «camuflarse» o adaptar la conducta de uno mismo a lo socialmente esperado en cada momento.

¿Quién utiliza el masking?

¿Quién utiliza el masking?

El masking es algo que todos hemos hecho en algún momento, por ejemplo; cuando al estar en duelo nos hemos visto obligados a sonreír en el trabajo, o a comportarnos de forma más amable de lo que en ese momento nos apetecía.

Aunque es común emplear esta «estrategia» en momentos puntuales, las personas neurodivergentes se ven obligadas a emplear este «camuflaje» todos los días. Por ejemplo, las personas que forman parte del espectro autista (TEA) experimentan sus emociones de forma distinta, y entienden la realidad de manera diferente. Pese a que su visión es tan válida como la del resto, esta diferencia ocasiona que se vean obligadas a «fingir» o a actuar de un modo más «normal» para evitar ser rechazadas.

Aquellos que se encuentran dentro del espectro autista son quienes más utilizan el masking, aunque quienes sufren otro tipo de trastornos psicológicos como el TLP (trastorno límite de la personalidad) o el TOC (trastorno obsesivo-compulsivo) también recurren al masking. Se cree que las mujeres tienden más a emplear el masking, sobre todo en el espectro autista.

Problemas asociados al masking

El masking puede ayudar al individuo a prevenir el acoso escolar o el mobbing en el trabajo, incluso permite tener un mayor éxito social. Sin embargo, a largo plazo puede acarrear consecuencias serias para la salud mental. Estos son algunos de los problemas en los que puede derivar mantener el masking con el tiempo:

  • Episodios de ansiedad.
  • Desgaste psicológico y agotamiento.
  • Disociación
  • Cuadros depresivos.

Esta estrategia invalida la visión del mundo del individuo, por lo que no aporta nada a su experiencia y no alivia el malestar.

¿Qué podemos hacer?

Las neurodivergencias merecen atención psicológica, pero no porque sean «trastornados» o «raritos», sino porque esos trastornos conllevan malestar en las personas que los sufren. Algo muy importante es empezar a derribar el estigma de los trastornos mentales y empezar a normalizar que hay otras maneras de vivir. Como sociedad debemos cultivar la empatía y comprender que todos los modos de interpretar la realidad son igual de válidos.

En el centro psicológico Marhela estaremos encantados de atenderte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si crees que necesitas ayuda psicológica.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.