Tipos y causas de trastornos del sueño

Dormir bien no es una tarea fácil. Actualmente existen diversos trastornos del sueño que afectan a nuestro patrón de sueño, muchos de ellos no muy conocidos. Estas alteraciones pueden afectar en el rendimiento de nuestro día a día y disminuir nuestro estado de activación. Por ello, hoy te explicamos cuáles son los distintos trastornos del sueño y las causas que pueden estar creando esta alteración.

Qué son los trastornos del sueño

Los trastornos del sueño son afecciones que provocan alteraciones en la forma de dormir y en los patrones de sueño. Estas alteraciones están relacionadas con la calidad del sueño, la cantidad y otras experiencias durante el sueño. Es por ello que se ve afectada nuestra salud, el rendimiento, la seguridad y la calidad de vida en general. Hay casos en los que se ven alteradas las relaciones sociales y familiares, entre otras.

Posibles causas de los trastornos del sueño, centro de psicología en Vitoria-Gasteiz.

Tipos de trastornos del sueño

Para poder clasificar los distintos trastornos del sueño, se han agrupado en categorías según las características que presente la alteración en el sueño. Gracias a la Clasificación Internacional de los trastornos del sueño, podemos distinguir tres tipos de trastornos del sueño:

Disomnias

Podemos referirnos a disomnia al trastorno del sueño en el cual se altera la cantidad, calidad y horario del sueño. Los trastornos pueden ser los siguientes:

  • Insomnio
  • Hipersomnia
  • Narcolepsia
  • Ronquido
  • Apneas del sueño

El insomnio es el trastorno del sueño más extendido y más conocido. No obstante, se deben de cumplir los siguientes criterios para poder declarar este trastorno:

  1. Tardar más de 30 minutos en dormirnos.
  2. El total de despertares nocturnos superen los 30 minutos.
  3. El tiempo total de sueño por noche sea inferior a seis horas y media.
  4. Falta de rendimiento durante el día.
  5. Somnolencia diurna.
  6. Ocurre más de 3 veces a la semana.

Parasomnias

Nos referimos a parasomnias cuando las experiencias del sueño se alteran por la vivencia de experiencias inusuales. Estas vivencias pueden ser de varios tipos:

  • Pesadillas
  • Terrores nocturnos
  • Sonambulismo
  • Bruxismo

Trastornos del sueño asociados con procesos médicos o psiquiátricos

Por último, existen trastornos del sueño asociados a enfermedades médicas o psiquiátricas. También existen alteraciones relacionadas al consumo de sustancias que pueden alterar el patrón del sueño.

Aquellas pesadillas que estén relacionadas con un trastorno por estrés postraumático podrían asociarse a este tipo de trastornos del sueño.

trastornos del sueño

¿Cuáles son las fases del sueño?

Para poder entender mejor cómo es el patrón del sueño, debemos de analizar las fases que se diferencian en él. Estas son las fases del sueño:

  • FASE 1-N1: La transición entre la vigilia y el sueño, es cuando se produce el adormecimiento.
  • FASE 2-N2: El sueño aún es ligero y disminuye el ritmo respiratorio.
  • FASE 3: Fase de transición al sueño profundo.
  • FASE 4: Fase de difícil despertar. El grado de profundidad de sueño es mucho mayor.
  • FASE REM-R: Es una de las fases del sueño más importantes ya que se caracteriza por la presencia de actividad cerebral. El nombre REM proviene de Rapid Eye Movement, ya que puede resultar visible la realización de movimientos oculares rápidos.

¿Causas son las causas de los trastornos del sueño?

No tiene por qué haber solo una causa, los trastornos del sueño pueden estar originados por diferentes causas. Por ello, nos referimos a los trastornos del sueño como trastornos multifactoriales. Existen más de 100 tipos de trastornos del sueño y estos tienen un origen muy variado. Las causas más comunes de los trastornos del sueño son las siguientes:

  • Factor psicológico: los componentes de tipo psicológico, como pueden ser el estrés, la ansiedad o la depresión, tienen gran influencia en las fases del sueño.
  • La edad: Por lo general, las personas mayores son más propensas a sufrir trastornos del sueño. Los varones mayores de 40 años son más propensos a tener ronquidos producidos por la obstrucción mecánica temporal de las vías respiratorias altas.
  • Uso de fármacos: Los sedantes, antihistamínicos o antidepresivos pueden agravar los síntomas de un trastorno del sueño.
  • Enfermedades: La anemia ferropénica, la diabetes mellitus o el Parkinson pueden derivar en el síntoma de piernas inquietas.
  • Malos hábitos alimenticios: Las intoxicaciones alimentarias por abuso pueden ser causa de un insomnio puntual.
habitos del sueño

Tratamiento para los trastornos del sueño

Como hemos explicado anteriormente, los trastornos del sueño pueden ser multifactoriales por lo que no todos tienen la misma intervención. Dependiendo de las características del trastorno que estés sufriendo, deberás recibir un tratamiento u otro. Por ello, no dudes en acudir a un profesional para poder diagnosticar el trastorno del sueño y buscar una solución.

Desde Marhela, queremos ofrecer varias pautas para poder mejorar la calidad del sueño:

  • Procura realizar actividades de baja estimulación antes de ir a dormir. Puedes leer un libro, escuchar música relajante o incluso aprovechar para preparar un baño relajante.
  • Evita tomar bebidas estimulantes antes de ir a dormir como el café o el alcohol. Puedes sustituirlas por una bebida caliente o una infusión.
  • Evita hacer uso de la cama para actividades que no estén relacionadas con el sueño. No se recomienda ver la televisión, estudiar o estar con el móvil en ella. Es recomendable acostarse en el momento que se tenga sueño, no antes.
  • Es importante que el dormitorio tenga una temperatura óptima. Tanto si hace frío como calor, puede hacer que tu sueño se vea afectado.
  • Procura dejar un espacio de tiempo entre la cena y el momento de acostarse. Ir a dormir con el estómago lleno no es recomendable.

Aún siguiendo estas pautas o hábitos, si sigues sufriendo trastornos del sueño, es importante acudir a un especialista e identificar la causa de la alteración en el patrón del sueño. Diferentes situaciones vitales complicadas pueden estar siendo la causa y es importante tener apoyo psicológico en todo este proceso. Por ello, no lo dudes, contacta con un/a profesional, estamos aquí para ayudarte.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.